domingo, 16 de octubre de 2016

Dejaron todo por su felicidad Ellas cambiaron la fama por su familia

No les importó dejar la fama a un lado, ni las cámaras, ni salir en tapas de revistas, lo primordial para este grupo de famosas era su familia y dejando todo atrás ellas son y viven felices.

Bibi Gaytán, luego de ser una de las actrices más reconocidas en la televisión durante la década de los 90, la esposa de Eduardo Capetillo se alejó de las cámaras para cuidar de sus cuatro hijos: Eduardo, Ana, Alejandra y Manuel. Este año reaparecerá en la nueva temporada de "El Señor de los cielos", luego de 8 años de ausencia en la pantalla chica.

Otra bella y talentosa dama es la venezolana Natalia Streignard quien decidió dejar su carrera actoral para perseguir otro sueño: formar su propia familia. Hoy a sus 45 años, espera la llegada de su tercer hijo.

La familia es lo primero. Aunque la bella mexicana Anahí ha tratado de conservar vigente su carrera como cantante, su embarazo y nueva etapa como futura mamá la han mantenido al margen de los escenarios y ya no canta ni actúa. Tras su aparición protagónica en la telenovela "Destilando amor" (2007) la actriz Angélica Rivera dejó de lado su carrera en la televisión para enfocarse en sus hijos y la relación con Enrique Peña Nieto. La popular "Gaviota" se convirtió en el primera dama de México en el 2012.

Dejaron las cámaras. La bella exreina de belleza colombiana, Karen Martínez, ha pospuesto su carrera como actriz y se ha convertido en la escudera inseparable de Juanes, como esposa y madre de tres pequeños. Su última aparición fue en el 2008 en la popular serie "El cartel de los sapos".

Luego de ser una de las actrices más reconocidas de Hollywood, Demi Moore decidió hacer un alto a su ajetreada vida y dedicar el tiempo necesario a sus tres hijas con Bruce Willis. A pesar de ser una mamá ejemplar, ahora que sus hijas son mayores, también ha encontrado el balance para regresar al set de grabación.

Angelique Boyer fue a dar al hospital en España



Después de éxito de Tres Veces Ana, Angelique Boyer decidió irse unos días a Europa en compañía de su novio Sebastián Rulli, con quien visitó Marruecos y ahora se encuentra en España, donde no corrió con muy buena suerte y fue a dar al hospital. A través de las redes sociales, la originaria de Francia dio a conocer que tuvo que ser atendida por un malestar.

En su cuenta oficial de Facebook, la protagonista de telenovelas publicó una fotografía frente a un centro médico de la Madre Patria y aunque no reveló que fue lo que padeció para ir a dar a dicho lugar, sí agradeció la ayuda y apoyo que recibió durante sus días de convalecencia.
Una de las telenovelas más exitosas del momento es Tres Veces Ana, la cual es protagonizada por Angelique Boyer y Sebastián Rulli, quienes aprovecharon que ya terminaron las grabaciones del melodrama y se fueron un tiempo a Europa para estar con sus familias. A través de las redes sociales, el galán compartió un romántico video junto a su guapa novia mientras disfrutaban de Tarifa, un municipio español.
En su cuenta oficial de Instagram, el argentino compartió con sus miles de seguidores un video, donde revela exactamente su ubicación, pero la maravillosa vista no fue lo único que llamó la atención; también que mostró a su pareja, a quien llamó “princesa de los mares”. “Hola, estamos en Tarifa, aquí la intersección entre el Mediterráneo y el Atlántico. Miren con quien estoy, la princesa de los mares”, dice Rulli mientras Boyer mandó un tierno beso a la cámara.

domingo, 9 de octubre de 2016

Conoce a Ivana, la rival de Grace en 'Al fondo hay sitio'




Su personaje arribó a Las Lomas para acabar con la paz de Grace Gonzales (Mayra Couto) y Monserrat (Melania Urbina). Llegó dispuesta a recuperar el amor de su ex pareja Marco (Javier Dulzaides), y en el camino -sin proponérselo- conquistó el corazón de Tito (Laszlo Kovacs).

Cristina asegura que Ivana es egoísta, pero no es mala porque no busca hacer daño. "No es una villana completa", dice la actriz peruana sobre su personaje al periódico El Comercio de su país.

"Ivana no es cien por ciento mala, no es una villana, pero es egoísta porque solo piensa en ella y no le importa si Marco tiene o no pareja. También ríe, se divierta, juega", cuenta la actriz de ojos verdes y 1.72 de estatura.

¿Cómo llegaste a “A ‘Al fondo hay sitio’”?
No hice cásting, los guionistas me ubicaban, me conocían y estoy muy agradecida porque pensaron en mí para interpretar a Ivana. Me encanta el personaje, lo he ido construyendo de a pocos, a medida que avanza la serie.

¿Cómo te llevas con Mayra Couto, tu rival en esta ficción?
Muy bien, todos son muy buena onda. La cosa es apoyarse.

¿Ivana tiene algo de ti?
En las escenas con Tito creo que Ivana tiene un poquito de mí, cuando me pongo entusiasta y exagero. Pero en lo egoísta y calculadora de ninguna manera me parezco.

¿Es la primera vez que trabajas en TV?
Es la primera vez que estoy en una producción tan exitosa como "Al fondo hay sitio", pero esta no es la primera vez que estoy en televisión, antes estuve en "Guerreros de arena" y he hecho unitarios. Acabo de grabar para "Historias de red", un programa de América TV que todavía no sale al aire. Me he desempeñado más como bailarina de ballet y en teatro musical. Llevo trabajando con Preludio unos 6 años, estuve en "Chicago" y "Déjame que te cuente".

¿Cómo fue tu encuentro con la actuación? ¿Cuándo decides ser actriz?
Cuando tenía 14 años decidí que quería ser actriz, y se lo dije a mi mamá. Ella me recomendó estudiar primero ballet y como que perdí un poco de tiempo. Pero luego retomé el camino inicial y ahora estoy en "Al fondo hay sitio". También tengo una propuesta para una película, que todavía está en etapa de preproducción. Y me han llamado para castear en otra película. Actuar es algo que quiero hacer toda la vida.

¿Hasta dónde esperas llegar como actriz? ¿Qué metas tienes?
Quiero actuar mucho, tener mucho trabajo, me encanta viajar, me encantaría hacer algo en el extranjero, llegar a Broadway, actuar en alguna película o serie. Soy muy soñadora, me proyecto hasta el cielo, hasta la estratósfera.

Para muchos actores el mayor problema de ser famoso es perder privacidad ¿Te preocupa eso?
Todavía tengo privacidad, pero lo he visto con amigos que son famosos y no me sorprende tanto porque es parte del trabajo. Si llega, lo tomaré con calma.

¿Tienes pareja?
Tengo novio, llevamos dos años viviendo juntos. Se llama Sergio Garibaldi, es director de cine, tiene una película pendiente por estrenar. También tiene proyectos para sacar un programa de televisión y hace cosas institucionales. Es un trome. Me ayuda mucho con mis guiones, siempre le pido consejos.

¿Te costó mucho conseguir tu primer papel en TV? ¿Es difícil ser actor en Perú?
Fue complicado, me hubiese encantado que esa propuesta (para actuar en 'Al fondo hay sitio) llegue antes, pero creo que llegó en el momento propicio. Si me hubiesen dado el papel sin tener estudios previos, me hubiese sentido insegura.

¿Crees que la belleza o el físico son determinantes para que un actor pueda alcanzar sus metas o conseguir un buen papel?
No es determinante. Eso lo aprendí en Los Ángeles. A veces uno cree que para conseguir un buen papel tiene que tener el perfil del actor principal o de la chica guapa, pero en mi clase de actuación entendí que no es así. Había un chico que tenía cara de loco y la profesora le dijo que funcionaría muy bien como militar.

¿Y a ti qué te dijeron? ¿Con qué papel funcionarías?
De mala, de socialité, ja,ja,ja. Me dieron varios perfiles y en verdad cada papel es importante. Actuar es la vida y más que el físico, lo importante es que puedas interpretar.